Última Hora

Los autobuseros dan un plazo de 15 días a las autoridades de transportes para resolver el futuro de sus concesiones, de lo contrario irán a paro nacional.

Esa fue el acuerdo que se tomó en una reunión del foro nacional de transportes, realizada este jueves.

Los autobuseros darán un plazo de 15 a 22 días para que el Tribunal administrativo de transportes se pronuncie, luego de que suspendiera los procesos de renovación de permisos ante una gestión realizada por la Defensoría de los Habitantes.

El gremio desconoce qué pasará con el servicio público a partir del mes de octubre, cuando venzan las concesiones. También alegan inseguridad jurídica y financiera.

Estos son los motivos que llevarían a suspender las operaciones de 4500 buses como medida de presión.

Consultado al respecto, el viceministro de transportes, Sebastián Urbina asegura que mientras el tribunal no se pronuncie al respecto, no es un tema de su competencia. 

Representantes de los autobuseros se muestran molestos por la actitud de las autoridades y de no percibir un cambio seguirán adelante con las medidas de presión.