Última Hora

Cada policía recorre a pie todos los días de 10 a 12 kilómetros entre la montaña o por la playa cuando baja la marea.

El puesto de la Policía de Fronteras de Punta Burica, que estuvo cerrado por un día, se reabrió y ha resultado importante en la lucha contra el narcotráfico.

Les mostramos que hay un campo de aterrizaje casi a 16 kilómetros del puesto de la Fuerza Pública, el cual estaría siendo utilizado para el tráfico de drogas y podría ser el punto de ingreso de importantes cargamentos.

Mientras estuvimos en el sitio, los oficiales decomisaron botellas de licor aparentemente de contrabando a un sujeto que viajaba en un autobús.

Pero la presencia en la zona de al menos cuatro grupos criminales totalmente identificados y bajo investigación, ha generado varios crímenes en la zona y un aumento en el tránsito de cargamentos de cocaína hacia el centro del país y Limón.

Por ejemplo, las amenazas que se generaron desde un perfil de Facebook coincidieron con cuatro asesinatos producto de ajustes de cuentas.

De hecho, se lanzaron críticas hacia el trabajo de la Policía Judicial.

Recientemente, en los Tribunales de Ciudad Neyli y bajo importantes medidas de seguridad, se condenó a parte de uno de los grupos transnacionales que estaba operando en la zona, desarticulado por la PCD y conformado por colombianos, panameños, ticos y nicas.

La situación de la penetración del narcotráfico ha generado dudas sobre algunas acciones dentro del Poder Judicial, de hecho, muchos funcionarios no desean ir a trabajar la zona sur del país.