Última Hora

Cuando una persona realmente mayor requiere de una operación, es importante valorar si el procedimiento es o no necesario.

Muchos podrán decir que, a esas alturas, operar es hacerles daño, otros dirán "¿yo para qué?". Por eso consultamos con un experto.

Según el geriatra Mario González, cuando hablamos de personas mayores, quizás de más de 80 años, operar es siempre sujeto de una valoración.

González asegura que no es la edad sino ciertas condiciones que el paciente exhibe, las que determinan si es conveniente o no el bisturí.

Los cuidados post operatorios son los mismos que en cualquier paciente, quizás con una mayor atención, dada su fragilidad, pero lo importante a la hora de operar un adulto de edad avanzada viene antes de proceder.

Una de las recomendaciones del especialista es que el paciente este física y mentalmente habilitado para que ojalá pueda tomar esta decisión por sí mismo.

Operar a un adulto mayor es una decisión delicada, debe tomarse con seriedad y humanidad.