Última Hora

Tras realizar una investigación exhaustiva, la FIFA ha resuelto este jueves suspender al uruguayo Luis Suárez por nueve partidos y estará fuera de las actividades relacionadas al fútbol por cuatro meses.

El castigo se da a raíz del mordisco que propinó el goleador charrúa al defensor italiano Giorgio Chiellini.

La resolución tenía en vilo a los integrantes de la selección de Uruguay, que logró clasificar a los octavos de final y se prepara para enfrentar a Colombia.

El atacante del Liverpool inglés y figura de los charrúas, logró reponerse de su lesión a tiempo para anotar un doblete en la victoria de su selección ante Inglaterra (2-1).

Previamente, sus compañeros de plantel, la Asociación Uruguaya de Fútbol y hasta el presidente José Mujica, habían defendido al líder de la Celeste y aseguraron que no existían pruebas suficientes para sancionarlo.