Última Hora

El presidente Luis Guillermo Solís gritó, saltó y hasta hizo de director técnico durante el juego entre Costa Rica e Inglaterra.

Fue junto a su esposa, su padre e hijos, que el presidente Solís disfrutó del juego entre Costa Rica e Inglaterra.

Estar frente a las cámaras no lo hizo ocultar sus gestos, hasta se animó a dar indicaciones su valoración del primer tiempo no fue bueno para la tricolor.

En la segunda parte hasta le dio la gorra a su padre, estuvo muy pendiente de los movimientos y jugadas de la tricolor.

El mandatario está seguro que a la tricolor le ira bien el próximo domingo, espera que continúe dando el espectáculo que ha llamado la atención del mundo entero.