Última Hora

¿Es usted de los que escucha el sonido de un mensaje de texto o de WhatsApp y no se puede resistir a revisarlo aunque esté manejando? Si la respuesta es sí, lo invitamos a tomarse un tiempo para pensar.

Para realizar este reportaje entrevistamos a varios conductores a los que les pedimos que nos dijeran sinceramente si cuando están frente al volante pueden resistir la tentación de revisar el celular cuando suena.

La mayoría aceptó que le cuesta evitar al menos dar una ojeada a su teléfono móvil, y otro número de ellos también reconoce que contestan el mensaje.

Estudios internacionales aseguran que el 59% de los conductores no se espera a llegar a su destino para responder el texto.

Mientras tanto, de los  ocho entrevistados, solo dos admitieron que alguna vez han estado a punto de chocar por distraerse con el celular.

Asier Isusi es ex piloto de carreras, y acostumbra conducir y textear cuando está frente al volante.

Como está acostumbrado a hacer esto con frecuencia, aceptó ayudarnos a realizar una prueba.

Sin manipular el celular, nuestro colaborador recorrió los 10 conos sin ningún problema.

Sin embargo, con el celular en sus manos no logró superar la prueba sin chocar contra al menos cuatro conos.

Según una investigación realizada en los Estados Unidos, las posibilidades de sufrir un accidente de tránsito cuando se conduce y se escribe en el celular aumentan 23 veces.

Además, el hacerlo también equivale a triplicar la tasa mínima de alcoholemia.

En los primeros cinco meses del año, en nuestro país 141 personas murieron en accidentes de tránsito, y llama la atención que si en promedio se sanciona por día a 10 conductores por manipular el celular frente al volante, ninguna causa de muerte se ha asociado con este aparato.

Las autoridades admiten que hace falta más investigación. Así lo reconoce Germán Valverde, director del COSEVI, quien asegura que la educación vial debe orientarse a atacar esta problemática.