Última Hora

Bajo estrictas medidas de seguridad y dividiendo la sala de juicio con cintas amarillas inició esta mañana el juicio por el triple homicidio de un empresario turístico en La Fortuna de San Carlos y dos de sus hijos.

El crimen ocurrió entre el 8 y 9 de enero entre horas de la noche y la madrugada.

Geovanny Soto de 52 años y sus hijos Mauricio y Emanuel de 29 y 23 años fueron asesinados a balazos y puñaladas; sus cuerpos abandonados en calles solitarias.

Los imputados son un salonero de apellido López Carmona y un peón de campo de apellido Sándigo Fernández. A ellos se les atribuye tres delitos de homicidio calificado, tres delitos de privación de libertad y un delito de robo agravado.

Según la acusación, los sujetos después de raptar a las víctimas asesinaron de diez disparos al hijo más joven para luego torturar y asesinar al padre y a su hijo mayor propinándoles 57 heridas de arma blanca.

El debate oral y público es integrado por los jueces Marco Vinicio Lizano, Blanca Salas y Lorna Quirós.

Hasta la fecha, las autoridades judiciales no han revelado el móvil de los asesinatos aunque se presume que pudo ser una venganza por una deuda.