Última Hora

La campeona del mundo España se despidió este lunes del Mundial de Brasil 2014 con una victoria 3-0 ante Australia en un partido de mero trámite, ya que ambas selecciones llegaban sin opciones de clasificar.

Nadie imaginaba que ‘La Roja’ tuviera que jugar este partido ante los oceánicos sabiendo que ya estaba eliminada. Las derrotas ante Holanda y Chile condenaron a una selección que había ganado tres grandes títulos en los últimos seis años, las Eurocopas de 2008 y 2012 y el Mundial del 2010.

Suponiendo que la generación dorada ya había cumplido su ciclo, el técnico de Vicente del Bosque, decidió variar su alineación, dejando en el banquillo a figuras como Xavi y dando oportunidad a jóvenes promesas como Koke.

Los australianos por su parte, demostraron en la cancha que no eran tan débiles como los pintaban en el papel. En los primeros minutos ante los españoles demostraron orden en defensa y gran desborde al ataque.

Sin embargo, contra los mejores o los que eran los mejores, no se puede dar espacio ni tan siquiera para pestañar. Así lo demostró Iniesta, quien al minuto 36’ filtró un pase por derecha, Juanfran recibió y sirvió para Villa, que definió con un elegante taquito.

Con la ventaja mínima, los españoles se fueron al descanso y fue hasta en la complementaria cuando lograron ampliar la ventaja.

Transcurrían los 70 minutos de partido cuando nuevamente el genio Iniesta, dejó al “Niño” Torres frente al arco y este no perdona al guardameta Ryan para poner el 2-0.

La tercera anotación, emanó desde el banquillo, ya que tanto Cesc como Mata ingresaron de variante. El ‘10’ de España tiró un gran pase para el atacante del Manchester United, que controló en el área chica y bate al portero por debajo de sus piernas.

Con este resultado, España termina su participación en Brasil con tres puntos en el Grupo B, que deparó a Holanda (9 pts) y Chile (6 pts) como los equipos clasificados a los octavos de final.