Última Hora

Un corto difundido en el programa "La mejor publicidad del mundo", se grabó en el año 2009 para llamar la atención de los conductores que combinan el celular con el volante. Leen y contestan mensajes de texto  o WhatsApp cuando están conduciendo.

Analice esto por un segundo. Mientras ha estado usted frente al volante, ¿ha escrito dónde estás, “Jajaja” o simplemente sí?

Un documental de AT&T reveló  en el 2010 cómo individualmente estas palabras se han convertido en la peor pesadilla de tres personas.

Pero más allá de lo que ocurre fuera de nuestras fronteras, ¿qué está pasando  en nuestro país? En un breve recorrido de Telenoticias, por la carretera de circunvalación obtuvimos algunos ejemplos.

El miércoles 4 de junio, a las 9:30 de la mañana, pudimos observar motociclistas mensajeando, conductores haciendo lo mismo, o por lo menos revisando el celular, y otros hablando por teléfono.

El artículo 126 de la Ley de tránsito dice que se prohíbe a todos los conductores utilizar teléfonos móviles o cualquier otro medio o sistema de  comunicaciones, salvo que no se empleen las manos.

Pero los datos de la Policía de Tránsito indican que solo en el año 2013, 3.785 conductores fueron sancionados con una multa de 99.000 colones  por ir manipulando el celular mientras estuvieron frente al volante; es decir, un promedio de 10 conductores por día lo hicieron. 

En Buenos Aires de Puntarenas, Mario Espinoza recuerda el día en que la curiosidad por revisar un mensaje de texto puso en riesgo su vida y la de una mujer que lo acompañaba en el vehículo.

Las cicatrices en su boca y ceja son del accidente.

Sin embargo, en Costa Rica pocos admiten que por manipular el celular hayan sufrido un accidente de tránsito. Aunque en el Hospital del Trauma en San José existen muchas pruebas de ello.