Última Hora

Hace cinco años el montañista Giovanni Rodríguez en una de sus giras al Chirripó presenció una realidad poco conocida en el país.

Él se dio cuenta de que los niños de las zonas indígenas de Costa Rica no cuentan con los recursos mínimos para estudiar. 

Como la educación es el motor de la movilidad social, Giovanni, junto a su esposa y amigos se puso a recolectar bultos y útiles para llevarlos a esas zonas.

Rodríguez asegura que este proyecto le apasionó y cada año recolectaban mayor cantidad de útiles. Por esta razón este año 800 niños se vieron beneficiados.

Para el próximo año la meta son tres mil bultos con útiles y por eso piden la ayuda de todas las personas que quieran involucrarse en el proyecto, desde ya.

El montañista asegura que el trabajo comienza desde ahora, por eso el proyecto IRIRIA, como fue nombrado, no solicita dinero en efectivo. Todas las donaciones que se piden son de bultos y útiles escolares nuevos.

Para obtener más información sobre la recolección puede ingresar el sitio en internet www.giorodriguez.com, en la sección de proyectos sociales.