Última Hora

El grupo H completó su segunda jornada con un choque entre los asiáticos de Corea del Sur y los africanos de Argelia. Al final, los segundos fueron superiores y llenaron de goles a los tigres rojos.

Un balón filtrado al corazón de la defensa de los surcoreanos propició el primer tanto del equipo argelino. Al 25, Islam Slimani ganó el pulso a los centrales e inauguró el tanteador.

Argelia era más, repitió la dosis y, merced a una salida infructuosa del meta S R Jung, el defensor Rafik Halliche ganó la pelota en lo alto y de cabeza abombó las redes con el 0-2 al minuto 27.

Pese a que los asiáticos intentaron la reacción, pasaron 10 minutos para que los argelinos establecieran la sentencia tempranera del encuentro.

La zaga asiática no supo resolver un pase largo y el rebote quedó en pies de Slimani, que sirvió para Abdelmoumene Djabou. El volante la colocó de surda y decretó el tercero en la pizarra.

El tanto sirvió para la tranquilidad de los africanos. Sin embargo, el inicio de la etapa de complemento trajo consigo mayor presencia de los coreanos en ataque.

Precisamente, al minuto 50, el esfuerzo de los Tigres surcoreanos se vio compensado. La redonda legó hasta la espalda de H M Son, que la controló, giró y logró el descuento con un remate que se coló entre las piernas del arquero Rais M´Bolhi.

El tanto no hizo más que enriquecer el ritmo del juego, pero fueron los argelinos quieren sacaron ventaja de la idea al frente del cuadro rojo.

Cuando el cronómetro marcaba 62 minutos jugados, Yacine Brahimi se asoció con Sofiane Feghouli, y, con pared incluida, concluyó una excelente jugada que significó el 1-4.

No obstante, restaría por ver un tanto más. Corea del Sur alzó la mano con su segundo gol. Un centro encontró los pies del volante J C Koo, que al 72 firmó el final 2-4.

El resultado deja el grupo H abierto hacia la segunda ronda, puesto que con el único boleto garantizado para Bélgica, los restantes tres cuadros llegan a la fecha final con posibilidades de colarse.