Última Hora

La selección de Alemania y la selección de Ghana no se guardaron nada en el encuentro que disputaron este sábado en Fortaleza. Tras 90 minutos de emociones, goles y buen fútbol el marcador finalizó 2-2.

En el papel llegaba como favorito el combinado europeo, pero en el terreno de juego los africanos se mostraron como un equipo sólido, ordenado y con gol. Combinación harto peligrosa.
El empate dejó un mal sabor de boca para ambos, pero el resto del mundo se quedó con un partidazo

Para comprender lo sucedido es necesario arrancar por el final y llegar al inicio.
Los teutones ocuparon de su goleador, del que a partir hoy es el máximo artillero en las Copas del Mundo.

Cuando Klose sacó a Ronaldo del primer puesto en la lista de anotadores históricos corría el minuto 71.

Klose fue llamado desde el banco para apagar el incendio que la picardía de Andre AYEW (54’) y Asamoah Gyan (63’) había iniciado.

Los alemanes habían tomado la delantera al 51’, Mario Goetze había encontrado un lugar en el área rival y movía los cartones.

Pero las emociones no solo se vivieron en los goles, ni tampoco fueron exclusivas de la complementaria.

El primer tiempo y los minutos tras el empate de Klose fueron prueba fehaciente de que los dos combinados llegaron con ganas de llevarse las tres unidades con bien fútbol.
Pero al final ambos se van con solo un punto, eso sí, tal vez más apreciado por Las Estrellas Negras. 

Las estadísticas del juego en este enlace.