Última Hora

Este viernes quedará marcado para la historia del fútbol nacional. Al ser mediodía, una marea roja invadió tanto la Fuente de la Hispanidad como la Plaza de la Democracia tras la victoria 1-0 de la selección nacional ante Italia.

Bastó el pitazo final del partido para que muchos niños, jóvenes y adultos, se lanzáran a las calles con sus banderas y tambores para celebrar.

En la Fuente de la Hispanidad, como es de costumbre, la fuerza tricolor se hace sentir, algunos corren alrededor de la fuente y otros cantan.

No había pasado ni siquiera una hora y la cantidad de ticos celebrando son miles en la rotonda de San Pedro, entre ellos, el presidente de la República Luis Guillermo Sólis.

En la Plaza de la Democracia, ticos de todo el país se reunieron para ver la transmisión del partido en una pantalla gigante, donde se encuentran disfrutando y gozando de esta gran fiesta nacional.

Fueron 94 minutos cargados de nervios, angustias y alegrías pero sobre todo lleno de coraje. El primero y único gol marcado por “la cenicienta del grupo” en el primer tiempo, desató la euforia de los ticos y en definitiva paralizo el país esta tarde.