Última Hora

Deportes

Rooney acaba con su maldición goleadora en Mundiales pero suma otra decepción

El inglés Wayne Rooney rompió su maldición en los Mundiales al anotar el jueves su primer gol ante Uruguay...

AFP Agencia Hace 6/19/2014 8:59:00 PM

El inglés Wayne Rooney rompió su maldición en los Mundiales al anotar el jueves su primer gol ante Uruguay pero no le alcanzó para evitar una derrota que deja a Inglaterra al borde de la eliminación.

El delantero del Manchester United, de 28 años, llegó a su tercera Copa del Mundo con una pesada carga de ocho partidos sin anotar y la presión de ser el 'crack' que Inglaterra siempre le exigió ser.

En la derrota de la primera jornada ante Italia (2-1) no vio puerta, pero dio una asistencia de gol a Daniel Sturridge.

La actuación de Rooney le granjeó numerosas críticas en su país, aunque el técnico Roy Hodgson no le ayudó al situarle escorado en la banda izquierda.

En los días previos al segundo y decisivo choque ante Uruguay incluso se rumoreó que Hodgson podía sacrificarle en el banquillo, manteniendo a los jóvenes Sterling y Sturridge, para introducir a otro mediocampista.

Pero ante Uruguay Rooney volvió al centro del ataque listo para otro duelo de "pistoleros" con un viejo conocido, el charrúa Luis Suárez del Liverpool.

Con sus primeras acciones parecía que el 'Bad Boy' inglés iba a firmar un nuevo capítulo de su pesadilla mundialista, al errar tres ocasiones claras de gol.

Una de ellas fue un cabezazo completamente solo a medio metro de la portería que se le fue al larguero. Rooney puso cara de resignación como si estuviera frente a un destino contra el que ya había intentado todo.

La fortuna por fin le sonrió en el minuto 75 cuando solo tuvo que empujar a la red un pase de la muerte del lateral Glen Johnson.

Rooney acabó con su obsesión y lo celebró con rabia. Colocó el empate provisional en el marcador y también en su enfrentamiento particular con Suárez.

Pero era el día del uruguayo, que a cinco minutos del final sentenció con un gol que puso en evidencia a la zaga inglesa.

Inglaterra se quedó sin puntos tras dos jornadas y afronta el abismo de una probable eliminación.
Sería la primera salida en la primera fase para Rooney, que en Alemania-2006 cayó en cuartos de final y en Sudáfrica-2010 en octavos.

Al salir de la ducha, el delantero pasó por la zona mixta del estadio Arena Corinthians sin detenerse. "No", fue la escueta y contundente respuesta que dio a los periodistas que le pedían alguna declaración sobre el drama inglés.

Si se consuma el fracaso, Rooney podría convertirse en un chivo expiatorio en su país.

En Brasil se le exigía ejercer de líder, ya que por su edad está entre los veteranos que van de salida, como Steven Gerrard, y las jóvenes promesas que ofrecen una ventana a la esperanza.

Él mismo fue un joven prodigio y la afición lo vio como el jugador que devolvería a Inglaterra a las alturas de los grandes torneos, que apenas ha alcanzado desde su único triunfo mundialista en 1966.

Con solo 17 años y 317 días, fue el goleador más joven de la historia de la selección.

Ahora se acerca a los 100 partidos internacionales y suma 39 dianas, pero la estrella de la Premier nunca ha podido brillar tanto fuera de la isla.