Última Hora

Don Rigoberto Bonilla es un hombre completo. Hoy está pensionado pero con mucho orgullo cuenta que trabajó siempre  en la institución de sus amores, el ICE.

Se casó, tiene 4 hijos, 6 nietos, es un hombre completo, aunque un accidente de trabajo con el ICE, lo hizo tocar un primario y le quitó sus brazos.