Última Hora

Baloncesto

Gregg Popovich es la constante de los Spurs, en una NBA que cambió

Muchos sueñan con la NBA de Jordan, pero los conocedores reconocen la calidad superior del juego moderno.

Adrián Fallas Hace 6/18/2014 10:25:00 AM

Todo empezó el 10 de diciembre de 1996, el día que el Gerente General de los Spurs, Gregg Popovich despidió al entrenador Bob Hill y asumió el cargo.

Pero lo más importante sucedió tras ocho juegos. David Robinson se quebró el pie jugando contra el Miami Heat, el equipo que 18 años después veía a San Antonio celebrar su quinto título.

El quebranto de salud dejó a los Spurs con la primera selección en el Draft colegial y Tim Duncan para la eternidad.

Con Duncan, Popovich tuvo la materia prima para moldear cinco equipos diferentes en campeones. Pero más allá de los grandes jugadores que lo han acompañado, Pop se convertido en un estratega de élite y adelantado al cambio.

Muchos sueñan con la NBA de Jordan, pero los conocedores reconocen la calidad superior del juego moderno y los Spurs de Popovich representan todo lo que el baloncesto debe ser.

Cuando la NBA cambió las reglas de marca y disminuyó el contacto para los defensas, el juego empezó a cambiar. La eliminación de la defensa ilegal derivó en la creación de complicados sistemas defensivos híbridos entre zona y hombres.

Los quintetos de Pop siempre estuvieron liderando el nuevo norte y empezaron a encontrar maneras de ser efectivos. Pocos tiros de media distancia, el pick and roll como disparador de rotación y triples desde las esquinas.

Así fue como destruyeron al Heat, que de la mano de Lebron James buscaba el triplete de anillos.

Tras 18 años y 5 campeonatos Popovich se sienta en el pantéon de lo más grandes, pero no disfruta la exposición.

Famosas se han hecho las enttevistas en las que responde con una o dos palabras, y este domingo mientras sus muchachos celebraban Popovich quería irse al vestuario.

La NBA cambió, los Spurs cambiaron, pero Duncan, Tony Parker y Manu Ginóbili son la constante que permiten a Popvich ser el mismo, uno de los mejores entrenadores de la historia.