Última Hora

Independientemente de la religión, el elemento espiritual tiene mucho poder en la vida de una persona y también necesita cuidarse.

Pensando en esta necesidad en la provincia de Cartago, con la ayuda de la diócesis, abrieron un Centro de Orientación Familiar y Juvenil.

En varias reuniones priorizaron como necesidades del pueblo el acompañamiento espiritual para los jóvenes y la familia.

Según Pablo Orozco, en las parroquias no alcanza el tiempo para dar esa ayuda emocional y por eso abrieron este centro de orientación.

En este lugar las sesiones las dirigen sacerdotes, psicólogos, y personas capacitadas para dicha labor.

Karolay Roldán buscó atención en este centro y se enamoró del proyecto. Ahora ella también dirige sesiones.

Roldán es psicóloga y explicó que la atención se basa en tres puntos: acompañamiento espiritual por parte de sacerdotes, consejería matrimonial y orientación psico espiritual.

Las sesiones se hacen  de forma individual y duran una hora. Ellos aseguran que no pretenden ser una terapia sino  una orientación para los miembros.

Para lograr financiar el Centro, cada sesión tiene un costo económico. Usted puede coordinar  su cita o realizar consultas al número telefónico 2591-5469.