Última Hora

Brasil y México empataron este martes en el estadio Castelao de Fortaleza y ambas selecciones tendrán que esperar la última fecha para sellar su clasificación a la segunda fase del Mundial 2014.

El guardameta Guillermo Ochoa, figura de los aztecas, evitó en cuatro ocasiones el gol cantado de los brasileños, en un duelo donde se alternó el dominio del balón.

Para este cotejo, el técnico Scolari saltó al campo con una modificación con respecto al equipo que debutó ante Croacia. Ingresó Ramires por Hulk, un volante marcador con el que buscaba equilibrio y estabilidad.

México por su parte alineó los mismos hombres con los que superó a Camerún, arrancando bien agrupado en defensa durante los primeros minutos y deteniendo el ímpetu de los anfitriones.

El primer aviso de los brasileños cayó al minuto 10’, cuando un desborde de Oscar por izquierda, mandó un centro peligroso que remató Fred y lo pegó por un costado del arco mexicano.

Al 24’, Héctor Herrera despertó a los 10 mil aficionados aztecas en las tribunas del Castelao, con un disparo de media distancia que fue desviado por Julio César, mientras que un minuto después Ochoa se hizo grande y evitó la anotación ante el cabezazo de Neymar.

Presionados por el cartel de anfitriones que cargan en las espaldas, Scolari realizó algunas variantes para la etapa complementaria, sin embargo el cerrojo del ‘Tri’ nunca se rompió.

Brasil se fue encima buscando el gol que les diera tranquilidad, pero sin mucha idea. ‘Memo’ Ochoa se volvió a agrandar al 68’ al detener un remate a quemarropa de Neymar.

El vendaval brasileño fue incesante y la opción más clara llegó al 85’. Tras el cobro de una falta, Thiago Silva se alzó en el área chica, remató de cabeza a placer y nuevamente Ochoa, evitó la anotación.

Al finalizar el partido, las caras de desazón entre los aficionados de la ‘verdeamarela” eran la constante en las gradas del Castelao. Con este resultado, ambos equipos están a un empate de sellar su boleto a segunda ronda.