Última Hora

Por: Miguel Blanco.

En esta ocasión los diferentes sectores se pueden sentar a negociar ampliamente, pues una clausula determinó que no es necesario aplicar la fórmula que se venía empleando desde 2011 para calcular las alzas.

Rafael Mora, asesor político de la Asociación de Empleados Públicos y Privados (ANEP), confirmó que “espera que el gobierno sostenga su interés por mantener el crecimiento de los salarios de las personas que menos ganan”.

Los trabajadores proponen que el alza sea de un 4,12% que correspondería a la inflación y un reajuste que estaba pendiente de aplicarse.

También esperan que el corte social del presidente Luis Guillermo Solís haga que el aumento sea significativo, para ayudar a los empleados que ganan menos.

“Esperamos que se dé una elevación de los salarios de los que menos ganan, aquellos que tienen menos ingresos y que además el resto recibamos al menos el 4,12 %”, agregó Mora.

Las negociaciones continuarán la próxima semana cuando los empresarios expongan su propuesta y finalizarán el 25 de junio cuando el Ministerio de Trabajo presente su parte para llegar a un acuerdo. Se espera que la propuesta sea aceptada el mismo día.