Última Hora

En el Mercado Central aún se pueden encontrar cierto tipo de negocios muy particulares.

Por ejemplo, el negocio de Carlos Artavia que tiene aproximadamente 90 años de existir.

Una de esas particularidades que se pueden encontrar son las nigüentas.

La nigüenta es un amuleto de la buena suerte. Según la creencia sirve para que no falte la comida en la casa.

Entre otras cosas se les usa listones de color rojo, plata, amarillo y los miércoles se ponen al sol.

Según Artavia, muchos de sus clientes aseguran que funciona para atraer la suerte y la prosperidad.