Última Hora

Internacional

Colombia se entrega al Mundial en jornada de reflexión de las presidenciales

De acuerdo con algunos analistas, cabe la posibilidad de que la celebración del resultado en el Mundial de Brasil pueda tener efectos en la concurrencia a las urnas.

Agencia EFE Hace 6/14/2014 6:04:00 PM

Bogotá, 14 jun (EFE).- Colombia se volcó hoy, en la jornada de reflexión previa a la segunda vuelta electoral en la que se definirá al próximo presidente para el periodo 2014-2018, en el regreso de la selección a un Mundial de fútbol tras 16 años, debut que se saldó con el triunfo por 3-0 ante Grecia.

Los dos candidatos presidenciales, el mandatario Juan Manuel Santos y el uribista Óscar Iván Zuluaga, también lucieron sendas camisetas oficiales en amarillo y siguieron el partido con sus familias y simpatizantes en Bogotá.

"Comenzamos con el pie derecho en este campeonato, estamos todos felices y este domingo va a ganar la paz", dijo Santos en la sede de su campaña en el que llamó a votar su propuesta, centrada en los diálogos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) para ponerle fin al conflicto de medio siglo.

Por su parte, Zuluaga falló por poco la predicción que hizo ante los medios de comunicación al entrar en el antiguo teatro Eldorado, pues auguró un resultado de 2-0 a favor de Colombia.

Los colombianos celebran la victoria del primer partido, aunque a partir de las 18.00 hora local (23.00 GMT) de hoy la venta de alcohol quedará vetada hasta las 06.00 hora local (11.00 GMT) del lunes con el fin de favorecer que se concurra a las urnas y se pueda reducir la abstención del 60 % registrada en la primera vuelta del 25 de mayo.

De acuerdo con algunos analistas, cabe la posibilidad de que la celebración del resultado en el Mundial de Brasil pueda tener efectos en la concurrencia a las urnas.

Antes de ver el mundial, los candidatos hicieron reuniones de recta final de campaña, y mientras Santos recibió la adhesión de organizaciones de personas en discapacidad, Zuluaga visitó la principal plaza de mercado bogotana, Corabastos.

Después de celebrar en medio de un ambiente festivo que ha inundado todo el país, los aspirantes presidenciales se retiraron con sus familias y sus equipos para preparar la jornada de votación del domingo, en la que se conocerá definitivamente al presidente colombiano.

Mientras tanto, el partido de Zuluaga, el movimiento uribista Centro Democrático, ha intensificado sus críticas y denuncias a casos de compra de voto y constreñimiento al elector por parte de la campaña santista.

De hecho, el Centro Democrático afirmó que hasta hoy ha interpuesto 45 denuncias, entre ellas una contra la gobernadora del departamento del Quindío (centro), Sandra Paola Hurtado, quien supuestamente ha forzado a sus empleados a lograr que 20 personas se comprometan a votar a favor de Santos bajo la amenaza de despidos.

También reportan el caso de una zona de la ciudad de Santa Marta bajo racionamiento de agua en la que los habitantes pueden tener acceso al reparto de un camión si prometen su voto por el presidente-candidato, así como la existencia de bolsas de dinero en efectivo para comprar sufragios en Aracataca, Fundación y El Retén, en el norteño Atlántico.

Por otro lado, el Centro Democrático afirmó que las FARC están forzando a votar por Santos en La Chorrera (Amazonas), en Vichada y en Putumayo, y que las bandas criminales también obligan a respaldar al presidente en Córdoba, en la zona de Urabá y en Valledupar.

Mañana, un total de 32.975.158 colombianos están habilitados para sufragar en 89.389 mesas distribuidas en 10.642 puestos de votación.

Al menos 559.952 de los electores afincados fuera de Colombia pudieron comenzar a votar el pasado lunes en 1.890 mesas distribuidas en 217 puestos de los consulados de 64 países del mundo.

En esta segunda vuelta, la Registraduría instalará 3.750 estaciones biométricas para identificar a los votantes y jurados en las zonas de mayor riesgo electoral y ya ha actualizado la aplicación para teléfonos inteligentes que permitirá a los ciudadanos seguir el rápido recuento de votos.

El despliegue de seguridad será igual que en la primera ronda del 25 de mayo, cuando con unos 437.000 militares y policías, de los que 246.000 están en puestos de votación, se garantizaron las elecciones más seguras de las últimas décadas.