Última Hora

Internacional

Hallan pertenencias de las dos jóvenes holandesas desaparecidas en Panamá

La mochila, encontrada donde confluyen los ríos Culebra y Changuinola en la provincia de Bocas de Toro,

Agencia EFE Hace 6/14/2014 11:46:00 AM

David (Panamá), 14 jun (EFE).- Autoridades panameñas confirmaron hoy que fueron encontradas pertenencias de las dos jóvenes holandesas desaparecidas desde el pasado 2 de abril en el occidente de Panamá, entre las provincias fronterizas con Costa Rica de Chiriquí y Bocas de Toro.

La fiscal que lleva el caso de la desaparición, Betzaida Pitti, informó hoy que una mujer indígena encontró en una zona remota, donde con su pareja había alquilado un terreno para plantar arroz, una mochila con pertenencias de Lisanne Froon y Kris Kremers, de 22 y 21 años, respectivamente, vistas por última vez en el municipio de Boquete, en el occidente atlántico de Panamá.

La mochila, encontrada donde confluyen los ríos Culebra y Changuinola en la provincia de Bocas de Toro, contenía los teléfonos celulares y una cámara fotográfica de las jóvenes holandesas, entre otros artículos no detallados.

El hallazgo se produjo el pasado miércoles y la mujer que encontró la mochila informó a su comunidad indígena, que decidió que una representante caminara un territorio plagado de cuatro clases de serpientes venenosas y densa vegetación atravesando la cordillera Talamanca, a través del sendero El Pianista, hasta llegar a Boquete, donde dio parte de lo encontrado.
Autoridades y equipos de rescate se desplazaron en helicóptero el viernes al lugar donde fue hallada la mochila para inspeccionarlo.

Pitti indicó que las pertenencias de las holandesas están siendo analizadas y que los padres de las jóvenes ya han sido informados.

Las autoridades panameñas han realizado una intensa búsqueda de las jóvenes holandesas a la que durante unas dos semanas, hasta el 3 de junio, se sumó un equipo holandés de rescate con perros adiestrados en el rastreo de personas desaparecidas.

Las jóvenes europeas viajaron a Panamá para un curso de español de dos semanas y luego se trasladaron a Boquete para cumplir una labor social con niños durante un mes.