Última Hora

El campeón del mundo inició su defensa del título con el pie izquierdo, y de qué manera. Holanda, el perdedor de la final de Sudáfrica, el que se tuvo que conformar con el subcampeonato, demostró que lo sucedido en 2010, es tan solo un recuerdo.

Los dirigidos por Louis Van Gaal, avasallaron de forma contundente a los españoles por marcador de 5-1. La dupla Robben- Van Persie, fue mortal.

El conjunto holandés comenzó insinuándose sobre el área española gracias a un pase de Robin Van Persie a las espaldas de la defensa del campeón del mundo y Wesley Sneijder sacó un remate que fue despejado por Iker Casillas (7’).

A pesar de ser abucheado en repetidas ocasiones por el público, el delantero Diego Costa creó una opción de gol y tras un resbalón en el área de la ‘Naranja Mecánica’, el árbitro Nicola Rizzoli dictaminó un penal dudoso, que fue convertido en gol por Xabi Alonso (27’).

Cuando parecía que los españoles se irían con la ventaja al descanso,  Daley Blind asistió perfectamente al goleador Robin Van Persie, quien resolvió la acción de manera magistral. Mientras la pelota caía desde lo alto del estadio Arena Fonte Nova, Van Persie decidió tirarla de cabeza por encima de Casillas.

El empate, no se extendió por 90 minutos como hace cuatro años, y bastaron solo 45 para que los holandeses olvidaran por completo la derrota en Johanesburgo.

Al iniciar la etapa complementaria, Iniesta asistió claramente a Silva, sin embargo el “Chino” se quiso lucir con un ‘globito’ ante el guardameta Cillessen, y España pagó caro el perdón. Esa jugada, quizás habría impedido el vendaval de goles que estaban por llegar.

Al minuto 62’, Robben se encargó de abrir la senda de la victoria. Con tranquilidad bajó el balón en el área y ante la marca de Piqué y Ramos, regateó a la izquierda y venció a Iker Casillas.

Luego llegaron las anotaciones del defensor Stefan de Vrij (64’), en una jugada a balón parado donde se reclama carga sobre el portero español. Mientras que Van Persie (72’) y Robben (80’), nuevamente, terminaron de poner la cereza en el pastel.

Aunque los españoles iniciaron perdiendo el primer partido ante Suiza 1-0 en Sudáfrica, parece que digerir cinco anotaciones será difícil y deberán pasar la página rápidamente, si quieren volver a levantar la copa en Brasil y evitar al anfitrión en octavos de final.