Última Hora

Noticias

En Nicaragua ven a Óscar Duarte como un ejemplo

Óscar Duarte se ha convertido en un ídolo en Nicaragua, el jugador que defenderá los colores de Costa Rica en Brasil 2014 es visto como un ejemplo en su país.

Juan Carlos Agüero Hace 6/13/2014 3:04:00 PM

Óscar Duarte se ha convertido en un ídolo en Nicaragua, el jugador que defenderá los colores de Costa Rica en Brasil 2014 es visto como un ejemplo en su país.

La prensa de ese país le  dedicó un amplio reportaje al jugador que nació en Nicaragua y que desde los cinco años vive en tierras costarricenses, el mismo fue publicado por el Diario La Prensa. 

A continuación la publicación: La lección de Duarte

Solo con el tiempo se podrá juzgar la real dimensión como jugador de Oscar Duarte, el joven de Catarina, Masaya, quien estará a la expectativa de una oportunidad con Costa Rica en el Mundial de Brasil.

 Y mi idea no es debatir en torno al asunto de que si es nica o no. Es más bien ver lo que podemos aprender del proceso desarrollado por él, para lograr su meta de hacer el equipo mundialista.

 De entrada, está abriendo una brecha nunca antes recorrida por ningún otro nica. Y como el hombre se mueve a través del ejemplo, esperamos que en el futuro otros pinoleros sigan sus huellas.

 Duarte se formó en Costa Rica. Es tico. Ese país le dio la oportunidad y él aprovechó. Pero, al igual que usted y yo, nació aquí. Significa, que sí hay talento. Se trata de crear condiciones para procesarlo.

 DUARTE ES SÓLIDO

 “Si Jorge Bell, a quien yo le lustraba sus zapatos en San Pedro de Macorís, lo pudo hacer, ¿por qué no lo puedo hacer yo?, se preguntó en un momento Sammy Sosa, el otrora estrella con Chicago.

 Duarte es un defensa sólido, al que en Saprissa le apodaron “La Piedra”. Se desarrolló ahí y tras destacarse en el futbol tico, se unió a las Brujas, en Bélgica, donde tiene contrato hasta el 2017.

 Tiene habilidad para usar los dos perfiles, lo que le permite jugar de lateral en ambas bandas. Pero más que lo técnico o atlético, lo mejor de él es su ambición, esfuerzo y deseo de superarse.

 Es un muchacho que sin duda ha trabajado y cuando le llegó la oportunidad, estaba listo. De eso se trata. Y aunque nadie garantiza que será titular, solo estar en el equipo tico ya es meritorio.

 TIENEN VISIÓN

La lección que Duarte nos da (y también sus padres) es que si creés en vos, y en este contexto, no hay condiciones para crecer, hay que buscar dónde. Y emigrar es una opción. Ellos lo consiguieron.

 En Panamá, antes del surgimiento de los hermanos Julio y Jorge Dely Valdés, el mayor de ellos, Armando (q.e.p.d.) se movió a Argentina. Los gemelos siguieron sus huellas y lo superaron.

 Juan Barrera es uno de los pocos que se ha atrevido a ir tras sus sueños últimamente, y cuando le pregunté si éramos muy distintos que a los extranjeros, me dijo: físicamente no, tácticamente sí.

 Entonces hay talento, pero hay que buscarle la vuelta para desarrollarlo.