Última Hora

Mundial al día

Messi 'está muy bien y 'potencia al resto', dice sus compañeros antes de Bosnia

En víspera de lo que es quizás el mayor desafío de su carrera, Messi se ha mostrado hasta ahora alegre y distendido en público.

AFP Agencia Hace 6/13/2014 1:07:00 PM

CIDADE DO GALO, 13 junio 2014 (AFP) - La estrella argentina Lionel Messi "está muy bien" y "eso potencia al resto" de su equipo de cara al debut en Brasil-2014 ante Bosnia el domingo en el Maracaná, dicen sus compañeros de la albiceleste.

"Leo está muy bien y eso nos genera mucha ilusión. Se lo ve con muchas ganas", indicó este viernes el volante Augusto Fernández en una conferencia de prensa en el búnker argentino de Cidade do Galo, cerca de Belo Horizonte.

"De por sí sabemos lo que es como jugador. Verlo con ganas a él potencia al resto", agregó Fernández, de 28 años y que estará entre los suplentes en el primer partido de Argentina por el grupo F del Mundial.

Desde su incorporación al plantel argentino en Buenos Aires antes de viajar a Brasil, sus compañeros vieron que el crack del Barcelona "cambió el chip" tras un año difícil con su equipo marcado por lesiones y una sequía de títulos con pobres actuaciones del diez.

En estos días en la concentración de Cidade do Galo, esa impresión del plantel se vio reforzada por la actitud positiva del cuatro veces ganador del Balón de Oro (2009 a 2012), que se siente cada vez más cómodo con la albiceleste tras años de cuestionamientos por su supuesta falta de compromiso.

"Para nosotros es un referente. Es el capitán de la selección y todos lo vamos a ayudar", dijo de su lado el defensor Ezequiel Garay.

Para el volante Lucas Biglia, Leo "es un líder positivo": "Lo que tenemos que hacer es ayudarlo para que se sienta cómodo y feliz", señaló.

"Es una persona que te demuestra estar a la altura de todos nosotros. Nos sigue sorprendiendo", confesó Biglia, que juega en Lazio de Italia y fue compañero de Messi en la selección sub-20 que ganó el Mundial de Holanda-2005.

Buscando un lugar en el olimpo

Messi, que disputa su tercer Mundial, nunca ocultó que este mes en Brasil es su prioridad ya que en su impresionante palmarés con apenas 26 años la Copa del Mundo es lo único que le falta.

Considerado por muchos como el mejor jugador del mundo, el argentino sabe que un título mundial lo colocaría definitivamente en el selecto olimpo de los más grandes de la historia del fútbol, junto a su compatriota Diego Maradona, el brasileño Pelé, el holandés Johan Cruyff y el hispano-argentino Alfredo di Stéfano.

En víspera de lo que es quizás el mayor desafío de su carrera, Messi se ha mostrado hasta ahora alegre y distendido en público, siempre con una sonrisa a flor de boca.

El miércoles, en una práctica abierta de Argentina ante 6.500 espectadores en el estadio del América de Belo Horizonte, el genio de Rosario provocó escenas de locura entre los aficionados brasileños, algunos dispuestos a cualquier cosa para acercársele.

Al final de ese entrenamiento, varios saltaron al campo de juego y corrieron hacia él, ante la mirada sorprendida y cierta inquietud de la organización.

Pero Messi reaccionó divertido y cálido ante un aficionado que le lustró el botín y otro imitador de la estrella brasileña Ronaldinho, amigo del diez argentino.

"Ver al mejor del mundo no se da todos los días. La gente hace cualquier cosa por sacarle un buzo, una remera. Lo tomamos de buena manera", afirmó Garay al recordar ese momento.

Para Biglia, la locura por Messi "es sorprendente" teniendo en cuenta la clásica rivalidad entre argentinos y brasileños y el hecho de que el país anfitrión "es una tierra donde hay tantos y tan buenos jugadores".

"Pero es el número uno y por eso tiene el cariño que tiene. Para nosotros es un halago", concluyó.