Última Hora

La inauguración de un jardín botánico en Argentina en 1936, con muestras de las flores nacionales de varios países, puso a correr a las autoridades costarricenses, pues en ese momento no teníamos una flor nacional.

El profesor José María Orozco Casorla, fue el encargado de escogerla, pero la idea inicialmente no fue bien recibida.

Miguel Montero, de la Asociación Costarricense de Orquideología, asegura que incluso se requirió someter la decisión a votación.

Así fue como el 15 de junio de 1939, la guaria morada fue elegida como la flor nacional. Pero poco después estuvo a punto de desaparecer.

Montero explicó que el desarrollo urbanístico amenazó esta especie, cuyo hábitat es el Valle Central.

La Asociación Costarricense de Orquideología asegura que una de las principales razones por la cual se eligió la guaria, fue la aceptación que ya tenía entre los costarricenses y la pasión que despierta entre los amantes de las flores.

Un sentimiento que se ha logrado mantener durante 75 años.