Última Hora

Hoteleros solicitan al MINAE aplicar la ley que establece reubicación, caza o eliminación de aquellos animales que ponen en riesgo la vida de las personas.

Esta es la parte de la solución que según la Cámara Costarricense de Hoteles (CCH), podría establecerse para evitar que alguna persona sea víctima de un cocodrilo.

Hace dos semanas, las autoridades alertaron acerca de una posible sobrepoblación de estos animales en algunos sectores costeros del país.

Según la Cámara, la idea no es eliminar la especie ni mucho menos dañar su hábitat, sino evitar que ocurra una tragedia.

En lo últimos días, varios hoteleros han reportado la aparición de estos animales en las afueras de las viviendas, y hasta en playas.

Según aseguran, no es normal que los cocodrilos estén en agua salada, sin embargo, la falta de alimento por la sobrepoblación los obliga a buscar estos lugares para subsistir.

Según los últimos reportes, en el río Tárcoles, por ejemplo, se logra divisar un cocodrilo cada tres metros, reportando así 300 de estos animales por cada kilómetro.

La Cámara Costarricense de Hoteles se basa en lo que establece el artículo 22 de la ley 7317 de Conservación de vida silvestre.

En ella, según afirman, se establecen protocolos necesarios para el control, reubicación y hasta caza o eliminación de animales que pongan en riesgo la vida de las personas.

La Cámara entregará esta solicitud al MINAE, con la intención de recibir una pronta solución ante la situación, que califican de urgente, pues está en juego la vida de habitantes y turistas de las zonas costeras.