Última Hora

Hoy se dio el pitazo inicial de la mayor fiesta futbolística del planeta y por supuesto que ese ambiente contagió a cientos de costarricenses.

En especial para los que viajan a Brasil  a ver en vivo los partidos de la sele, quienes antes de dejar suelo tico, demostraron que nuestra afición es puro corazón.