Última Hora

Nacional

Rousseff y Bachelet acuerdan intercambio de información sobre dictaduras

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y su homóloga chilena, Michelle Bachelet.

Teletica.com Redacción Hace 6/12/2014 10:02:00 AM

Brasilia, 12 jun (EFE).- La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y su homóloga chilena, Michelle Bachelet, acordaron hoy que ambos gobiernos intercambiarán información sobre violaciones de derechos humanos ocurridas durante las últimas dictaduras en sus países.

El acuerdo fue firmado en el marco de una rápida visita de Bachelet a Brasilia, desde donde las dos mandatarias viajaron luego hacia Sao Paulo para asistir al partido inaugural del Mundial de fútbol Brasil 2014, que disputarán hoy las selecciones de Brasil y Croacia.

Fuentes oficiales brasileñas dijeron a Efe que la información que pueda aportar Chile sobre la cooperación que los gobiernos militares de ambos países tuvieron durante la década de los años 70 será entregada a la Comisión de la Verdad, creada por Rousseff hace tres años con la intención de esclarecer crímenes ocurridos durante la dictadura.

Diplomáticos chilenos, por su parte, explicaron que su país tiene datos sobre brasileños que fueron secuestrados en los primeros días del golpe que derrocó al presidente Salvador Allende el 11 de septiembre de 1973.

Asimismo, tanto en Brasil como en Chile existen archivos que pueden ayudar en las investigaciones sobre el llamado Plan Cóndor, una operación mediante la cual las dictaduras que imperaban entonces en el Cono Sur coordinaron la represión política.

El convenio fue firmado por los cancilleres de Chile, Heraldo Muñoz, y Brasil, Luiz Alberto Figueiredo, en presencia de Rousseff y Bachelet, que además de una fuerte amistad personal tienen en común que ambas fueron perseguidas por las dictaduras.

Rousseff pasó dos años y medio en prisión por supuestos vínculos con grupos guerrilleros que se alzaron en armas contra el régimen militar, lo mismo que ocurrió con Bachelet tras el golpe de Estado encabezado por el fallecido general Augusto Pinochet.

En el marco de la reunión privada que celebraron en Brasilia, también fue firmado un acuerdo mediante el cual la Confederación Nacional de la Industria (CNI) de Brasil y la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa) de Chile se comprometieron a impulsar la cooperación entre los sectores privados de ambos países.

Según el documento, difundido por la CNI, ambas patronales desarrollarán proyectos conjuntos para "ampliar y diversificar" las relaciones económicas bilaterales, así como diseñarán "estrategias para mejorar las infraestructuras y reducir los precios de los fletes".

En el mismo texto, la CNI también dejó sentada su intención de participar en calidad de observadora en las citas de empresarios de los países de la Alianza del Pacífico, que integran Chile, Colombia, México y Perú.

Según fuentes de la CNI, el objetivo es expandir los horizontes comerciales de la industria brasileña más allá del Mercosur, que Brasil integra con Argentina, Uruguay, Paraguay y Venezuela.

Tras la reunión en Brasilia, ni Bachelet ni Rousseff hablaron con los periodistas, aunque la presidenta brasileña comentó desde lejos que estaban "con prisa" para viajar hacia Sao Paulo para la apertura del Mundial de fútbol.
Al partido inaugural del Mundial de la FIFA, que será clausurado el 13 de julio, también asistirán el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y los presidentes de Bolivia, Evo Morales; Ecuador, Rafael Correa; Paraguay, Horacio Cartes; Uruguay, José Mujica, y Surinam, Desi Bouterse.

Asimismo, estarán presentes los presidentes de Angola, José Eduardo Dos Santos, y Gabón, Alí Bongo; el vicepresidente de Ghana, Kwesi Bekoe Amissah-Arthur; el emir de Qatar, Tamim bin Hamad al Zani, y el primer ministro de Croacia, Zoran Milanovic.

Todas esas autoridades participarán antes en un almuerzo ofrecido por Rousseff en un hotel situado en las inmediaciones del aeropuerto de Guarulhos, municipio vecino a Sao Paulo, desde el que luego se trasladarán hasta el estadio en que jugarán Brasil y Croacia.