Última Hora

Cada año se utiliza gran cantidad de agroquímicos en el país. Pero una vez que el líquido se acaba, los envases se convierten en basura que nadie quiere recibir.

La fundación Limpiemos Nuestros Campos, se dio a la tarea hace 10 años de cambiar esta realidad y han logrado recolectar más de 943 toneladas.

Sólo en el 2013, la cifra aumentó un 9% en comparación con el año anterior, y se pasó de recolectar 194 a 250.

Los envases deben ser lavados antes de ser recolectados por la fundación.

Antes de la iniciativa de esta organización, algunos agricultores acostumbraban quemar los envases; provocando contaminación en el ambiente.

Ahora, no sólo se recolectan sino que se transforman en objetos útiles.

El Ministerio de Agricultura le donó un camión a la fundación para que pueda llegar a más lugares.

La idea es que cada año sean menos los envases que terminen en la basura.