Última Hora

Este miércoles, en los tribunales de justicia de Heredia, se llevó a cabo la sentencia por el caso del homicidio del coreógrafo y bailarín José Andrés Murillo, quien fue encontrado el año anterior sin vida dentro de su vehículo en el cantón de Ulloa, Heredia.

El juez dictó 17 años de cárcel para cada uno de los sospechosos, quienes son primos. El delito se recalificó como homicidio simple a pesar de presentarse como calificado.

En una votación unánime, se determinó que sí hubo participación del primo del principal sospechoso, que en algún momento quiso evitar ser juzgado. Para el Tribunal, él también estaba dentro del vehículo por lo que lo mataron entre los dos. 

Según el órgano, na había hostigamiento sexual por parte de Murillo, tal y como decía la defensa, además, tampoco existía relación sentimental entre las partes.