Última Hora

La Fiscalía de Fraudes dirigió tres allanamientos que tienen como objetivo dar con prueba relacionada con el caso del intento de fraude con facturas en el hospital Calderón Guardia.

Las acciones, que contaron con la participación del jueces y de agentes del OIJ, tuvieron lugar en la sede de la empresa Synthes, relacionada con el cobro fraudulento de más de $2,3 millones mediante más de mil facturas.

Además, en la jefatura de cirugía, dirección médica, jefatura de archivo, proveeduría, secretaría de consulta externa del servicio de ortopedia y jefatura de ortopedia del centro médico.

Así como en las oficinas de la Caja Costarricense del Seguro Social, en el departamento de auditoría, bodegas, área de evaluaciones de insumos y la gerencia de logística.

El supuesto fraude se dio en el cobro de insumos ortopédicos que en apariencia hizo Synthes al Calderón Guardia, en el 2010 y 2011.

Según un comunicado del Ministerio Público, dentro de la investigación preliminar se han logrado establecer irregularidades, como por ejemplo que los pacientes a los que supuestamente se les practicó el procedimiento osteosíntesis no existen.

Las inconsistencias halladas en las facturas hicieron que se detuviera el proceso de pago, y motivaron la apertura de la investigación.

En esos documentos de compra se presentaron a cobro implantes de tornillos, platinas y pines, atribuidos a procedimientos para pacientes que habían muerto o no existen.