Última Hora

El volcán Rincón de la Vieja registra una baja en su sismicidad, según expertos. Sin embargo, esto no quiere decir que el acceso al coloso se abra pronto.

El monitoreo de la Red Sismológica Nacional dejó al descubierto que la actividad en el Rincón de la Vieja se redujo en el último mes.

Por otra parte el seguimiento a volcanes como el Turrialba y el Poás dejan novedades.

En el caso del Turrialba, su actividad sigue constante. El volcán mantiene la actividad expulsando gases y temperaturas que superan los 500 grados Celsius en su cráter.

Un caso aparte es el Poás; este volcán registra un descenso constante en la laguna de su cráter principal.

El mayor problema es que este lago sirve como una especie de filtro que reduce la emanación de gases al medio ambiente.

En el caso del Irazú se logró detectar que pese al ingreso de la época de lluvias, todavía no recupera su lago en el cráter principal.