Última Hora

Bruce Campbell convirtió el sueño de muchos en toda una realidad. Él combina la pasión por naturaleza y la paz que esta da, con la necesidad de estar ligado a algo que pertenezca a la vida diaria de la modernidad. En su caso se trata de un avión.

Tal como lo relata The Huffington Post, en 1999 el hombre de 64 años e ingeniero eléctrico, tuvo la visión de evitar que los aviones desechados se convirtieran en únicamente chatarra, y darles una utilidad “póstuma”.

En los bosques de Oregon, Estados Unidos, Campbell convirtió un avión Boeing 727 en su casa, en la cual vive por seis meses al año, con las comodidades necesarias para no pasar apuros y entretenerse a más no poder.

Él ha gastado unos 160 mil euros en tal capricho, la mitad de este dinero fue parte de la inversión para comprar la aeronave, y la otra mitad se fue en adaptarla para que una persona, o varias, puedan vivir dentro de ella.

Lo demás resulta muy extraño para muchos, sin embargo, Bruce Campbell asegura disfrutar de sentarse en la sala de estar con su computadora, caminar por la alas del Boeing, o pasear por la cabina del piloto a ver pasar las horas y disfrutar de sus hobbies.

Si le llamó la atención esta forma de vida, particular por lo poco habitual y también por lo costosa, puede ahondar en el proceso de adaptación del avión y las memorias que su dueño ha escrito en su sitio web.