Última Hora

Arianna ingresó al Centro de Enseñanza Especial cuando tenía seis años. A pesar de su autismo, gracias a la ayuda de los profesores ha logrado mejorar sus habilidades sociales.

Su historia se repite todos los días en los pasillos de la escuela.

Sin embargo, un grave problema en la instalación eléctrica, tiene a esta estructura de más de 40 años al borde del colapso y amenaza con dejar a los estudiantes sin su casa de enseñanza.

Para reparar la instalación eléctrica, se necesitan cerca de 40 millones de colones.

Para este fin de semana, el Centro de Enseñanza Especial organizó una feria para toda la familia con el fin de recolectar fondos.

El centro está ubicado 100 metros al sur del estadio Alejandro Morera Soto.

Con su ayuda, usted puede lograr que los más de 280 niños que estudian en el centro sigan recibiendo la atención que necesitan.