Última Hora

En 1989 un cubano-norteamericano junto a su esposa decidieron recorrer el mundo en un velero.

Cerca de Hawái una manada de ballenas los atacó y despedazó el navío. Aunque suene increíble, sobrevivieron.

Pasaron 66 días y 66 noches en una balsa. Eso ocurrió hace 25 años, y su salvadora está aquí en Costa Rica.

Ellos le atribuyen a la virgencita de los Ángeles el milagro. Cada uno decidió hacerle una promesa que la tiene a ella en un convento y a él de visita en el país.