Última Hora

En relación con el caso del fraude por el cobro de insumos de ortopedia en el hospital Calderón Guardia, se sospecha que la empresa proveedora tenía en su poder documentos y sellos exclusivos del hospital para confeccionar las facturas de cobro.

Las hojas de consumo son en las que se anotan los pines, tornillos o platinas, y se describen los procedimientos realizados a pacientes.

Estas debían estar firmadas por el cirujano, el asistente e instrumentalista, así como por el jefe del servicio de Ortopedia, para proceder luego con la fórmula 28, a realizar la factura para el pago de los implantes utilizados.

Pero esta documentación es de uso exclusivo del hospital Calderón Guardia y su departamento de Ortopedia. 

No podía estar en custodia de la empresa para realizar los cobros, y mucho menos tener sellos de la jefatura de ortopedia o sellos con el nombre del jefe del servicio.

Sin embargo, se desprende de las investigaciones realizadas que algunos de estos documentos estaban en poder de la bodega de donde salían los pines, tornillos y platinas de la empresa.

Asimismo, ha quedado el descubierto que la empresa aun con inconsistencias en los documentos, se presentó al hospital por medio de sus abogados a reclamar el pago de estas facturas, por un monto superior a los 1200 millones de colones.

También, en una declaración dada a la Fiscalía por un testigo allegado a la empresa Synthes, este indica que los talonarios en blanco, las facturas y la fórmula 28, se manejaron en la bodega de la empresa.

Además, dijo que las hojas de consumo estaban sin las firmas correspondientes de los médicos encargados del procedimiento quirúrgico en ortopedia.

Indicó que el año pasado se botó mucha documentación de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) que tenían en su poder, entre ellas hojas de consumo llenas, órdenes de compra y contratos, también un sello que decía Longino Soto.

Él vio también hojas de consumo viejas sin firmas, códigos de insumo malos, nombres y cédulas de pacientes que no concordaban, muy diferente a lo que indicaban las hojas de consumo.

Del oficio presentado por la empresa Synthes para el cobro de las facturas en mención, refiriéndose al por qué se acumularon tantas facturas del 2010 y 2011 para cobro. El  señor Castaño, gerente de la empresa refiere lo siguiente:  

“El personal de ventas que atendía el hospital estuvo brindando el servicio al hospital, pero este colaborador no estaba elaborando las hojas de consumo, por lo cual requirió una exhaustiva labor de nuestros trabajadores para actualizare y proceder a facturar dicho material”.

De aquí se podría interpretar que las hojas de consumo eran elaboradas por un funcionario de la empresa y en realidad esto es de uso exclusivo del hospital, de los médicos a cargo de la cirugía y de la jefatura del servicio.

También se tiene información de que el jefe del servicio de Ortopedia en el momento en que se cobraron las facturas, era el Dr. Longino Soto Boucart, y este visitaba a la empresa o llegaba a reuniones allí.

Telenoticias insistió con la empresa para obtener su posición al respecto, pero en Forum Dos, en la caseta de vigilancia y seguridad, se indicó que por disposición de la empresa no se permite el acceso para ninguna consulta.

Por otra parte, sigue el análisis de más facturas que se presentaron a cobro para determinar más inconsistencias, y revisando otros documentos de este tipo que se elaboran en otros hospitales.