Última Hora

Internacional

Documental denuncia el uso de la tortura en Irlanda del Norte en años setenta

Inclusive, de acuerdo a testimonios recogidos en el programa, fueron arrojados encapuchados desde helicópteros volando a baja altura.

AFP Agencia Hace 6/4/2014 8:22:00 PM

DUBLÍN, 5 junio 2014 (AFP) - Un documental, emitido el miércoles por la televisión irlandesa, denuncia como métodos de tortura los utilizados por las autoridades británicas en interrogatorios a nacionalistas católicos en Irlanda del Norte a comienzos de los años setenta.

El filme ha provocado polémica en tanto señala como responsables de la implementación de estas técnicas a un ministro y a otros responsables de la época.

Durante 1971, la violencia entre "unionistas" (protestantes probritánicos) y los republicanos (de mayoría católica) se había intensificado, por lo que en su afán de reestablecer el orden en la provincia el gobierno internó o encarceló sin juicio a muchos opositores a Londres.

Centenares de nacionalistas católicos fueron detenidos y confinados en bases militares. Entre ellos, doce hombres más conocidos como "los encapuchados" fueron seleccionados para ser sometidos a intensos y "profundos" interrogatorios.

Según un informe de la Comisión Europea (CE) brindado años más tarde, estos detenidos, en particular, fueron sometidos a técnicas de interrogatorio como el encapuchamiento, el plantón en posturas tensas durante horas, privación del sueño, agua y alimentos, y obligados a escuchar ruidos insoportables.

Inclusive, de acuerdo a testimonios recogidos en el programa, fueron arrojados encapuchados desde helicópteros volando a baja altura.

Pero, si bien en 1976 la Comisión Europea de derechos humanos señaló estos métodos como "de tortura", dos años más tarde el Tribunal Europeo de DDHH la revocó reconociendo que eran "inhumanas y degradantes, pero que no constituían tortura".

Estos métodos fueron denunciados en su momento por Dublín y defensores de los derechos humanos, y ministros de la época fueron señalados como responsables.

En 1972, el entonces primer ministro Edward Heath prohibió la utilización de estas técnicas de interrogatorio. Algunos responsables las designaron como "errores desafortunados".

Tras la emisión del documental, hubo inmediatamente reacciones. El ministerio de Defensa británico aseguró que su gobierno nunca "defendería estas técnicas de interrogatorio consideradas ilegales por el Tribunal Europeo".

El filme acusa al entonces secretario de Defensa Lord Carrington, apoyándose en una carta fechada en marzo de 1977, encontrada por la periodista del programa Rita O'Reilly en los Archivos nacionales británicos, en la que el ministro del Interior Merlyn Rees afirma al primer ministro James Callaghan que "la decisión de utilizar métodos de tortura en Irlanda del Norte fue tomada por los ministros" de entonces (en particular Carrington).

Éste, actualmente nonogenario, dijo que no tenía nada que añadir a lo afirmado por el ministerio de Defensa.

La ONG Amnistía Internacional (AI) señala como "profundamente preocupantes" estas revelaciones.

Otros defensores de los derechos humanos instaron "a todas las partes (involucradas) a aclarar su papel" en estos hechos, y la necesidad de tratar integralmente "este pasado turbulento".

En tres décadas, unas 3.000 personas murieron a causa de este conflicto conocido como "The Troubles" (Los Problemas).