Última Hora

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP) no tramitó incrementos a 281 empresas autobuseras.

La razón es que tienen deudas con alguna institución de Gobierno.

Las empresas, en este caso que prestan el servicio de transporte público, le deben a la misma ARESEP, Caja Costarricense del Seguro Social, INS o Tributación.

El freno será permanente hasta que las empresas se pongan al día en sus obligaciones.

Incluso si la deuda se mantiene, se exponen a procesos que podrían terminar en el retiro de la concesión.

Por otra parte, 41 empresas sí recibieron el incremento que en promedio representan a 134 rutas o tarifas que aumentaron entre los 4 y 45 colones.

El costo del bus sufrió un incremento en rutas como San José-Cartago, que costará 575 colones, o San José-Puntarenas, que cobrará 2 mil 555 colones.