Última Hora

El régimen de salud, enfermedad y maternidad salió de cuidados intensivos pero sigue en el hospital.

Así lo reconoce la presidenta ejecutiva de la Caja Costarricense del Seguro, Rocío Sáenz, quien en sus primeras semanas se ha dedicado a hacer un diagnóstico de la institución.

“La crisis de la Caja está en un equilibrio mínimo, no hemos salido totalmente. Digamos que el paciente no está tan grave pero todavía está en vigilancia”, explicó.

El estado del régimen de pensiones también preocupa a la nueva jerarca, pero esperará los resultados de un estudio internacional para emitir criterio al respecto.

Por ahora, presentará ante la Junta Directiva el plan de contención que se puso en marcha para rescatar a la CCSS, y analizará las deudas que existen tanto a nivel privado como público.

“Tenemos que mejorar los ingresos pero también contener los gastos, sino ese equilibrio que está pegado con chinches se nos puede desvanecer”, agregó Sáenz.

La jerarca también analiza agrupar departamentos que tienen las mismas funciones, y valora el trabajo de los gerentes de la institución para decidir su continuidad en los cargos.

Además, asegura que bajo su administración iniciará los estudios para eliminar la figura del presidente ejecutivo y sustituirla por una gerencia general.