Última Hora

Internacional

Demandarán a República Dominicana ante la ONU por ejecuciones extrajudiciales

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de la República Dominicana anunció hoy que demandará al Estado...

Agencia EFE Hace 6/3/2014 3:58:00 PM

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de la República Dominicana anunció hoy que demandará al Estado dominicano ante el relator especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, Christof Heyns.

En un comunicado, la CNDH alertó de la "gravedad" de la situación de los derechos humanos en la República Dominicana, debido a las "ejecuciones" extrajudiciales que "se están llevando a cabo desde la Policía Nacional en los últimos meses".

La Comisión se refirió de forma específica "a la ejecución a quemarropa" el fin de semana de dos jóvenes, uno de ellos menor de edad, involucrados en la muerte la semana pasada de una oficial de la Policía para quitarla su arma mientras dirigía el tráfico en el norte de Santo Domingo.

Los dos jóvenes, identificados como Juan Carlos de la Cruz Adames y Wandy Sánchez, fueron "ultimados a quemarropa" por la Policía, que utilizó para darles muerte "un número de agentes policiales desproporcionado", añadió.

Sánchez, de 16 años, fue abatido, de acuerdo con la CNDH, en una habitación cuando estaba, al parecer, desarmado y en compañía de su novia.

El adolescente recibió diez tiros en un supuesto intercambio de disparos en el que, sin embargo, "ningún policía resultó ni siquiera herido", señaló la CNDH.

Las ejecuciones extrajudiciales, agregó, "representan una de las violaciones de los derechos humanos más graves y aberrantes que un Estado pueda cumplir en el ejercicio de sus funciones".
"Hasta en los países donde es vigente la pena de muerte, esa es improcedente contra menores de edad", precisó.

En República Dominicana "lo que se está implementando, contrariamente a cualquier básico principio de derechos humanos es la pena de muerte encubierta donde un grupo de policías, con el aval de la institución a la cual pertenecen, se toma el derecho de ser al mismo tiempo fiscales, jueces y ejecutores de la pena", subrayó.

En ese sentido, instó a la sociedad civil a "condenar en todos los espacios de discusión democrática esta nefasta practica de control de la inseguridad ciudadana", que "no resuelve el problema de la criminalidad".

Puntualizó que esta práctica genera, además, "graves daños al tejido social de las mismas, a la estabilidad política, a la confianza en las instituciones públicas y esconde los reales problemas que residen en la corrupción generalizada y en la inequidad social imperante".