Última Hora

Internacional

Asamblea de la OEA en Paraguay se concentra en la desigualdad en América Latina

La lucha contra la pobreza se impone en la agenda de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos...

AFP Agencia Hace 6/3/2014 12:19:00 PM

La lucha contra la pobreza se impone en la agenda de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) que empieza este martes en Paraguay, donde al igual que en el resto de Latinoamérica las riquezas impulsaron el crecimiento pero aún reina la desigualdad.

La región vivió una década de crecimiento acelerado, gracias en gran parte al alza de los precios de las materias primas, y durante la cual millones de personas superaron el umbral de la pobreza.

Sin embargo, el número de latinoamericanos pobres hasta 2013 ascendía a unos 164 millones (27,9% de la población), según un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Para el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, la desigualdad persiste a pesar del crecimiento en los últimos años, cuando la pobreza se redujo en 60%, dijo en un foro con representantes de más de 500 organizaciones de la sociedad civil de la región.

Precisamente Paraguay, sede de la OEA estos días, ilustra la desigualdad regional, donde se estima que 35% de los casi 7 millones de habitantes son pobres.

El vertiginoso crecimiento del PIB paraguayo, que se situó en 14% en 2013 gracias al 'boom' de la soja, ha generado en Asunción una proliferación de mansiones y concesionarios de autos de lujo a metros de barrios marginales que sobreviven con menos del salario mínimo, de 409 dólares mensuales.

Según la OEA la declaración de esta asamblea cuenta con el consenso de los países que integran este organismo, que trajo a Asunción a 28 cancilleres de las 35 naciones miembro.

- Sin consenso sobre la discriminación -
No obstante, la discriminación por orientación sexual y el derecho al aborto encendieron el martes los debates previos a la inauguración de la Asamblea pautada para las 19H00 locales (23H00 GMT).

Opositores y defensores de estas causas protestaron en las afueras de la sede de la Conmebol en Asunción, donde se desarrollan las reuniones, y tuvieron cruces al interior de la sala, en la que los activistas reclamaron "apegarse a la Carta Interamericana de Derechos Humanos que está en contra cualquier tipo de discriminación".

La exclusión de las minorías fue una de las dominantes del martes, luego que Paraguay decidiera no apoyar una declaración impulsada por Brasil, con el apoyo de Argentina, Colombia, Estados Unidos y Uruguay, para condenar la violencia contra los homosexuales y exhortar a los Estados a tomar medidas contra la discriminación.

"Tenemos que actuar contra todas las formas de discriminación, y no podemos dejar afuera de estas acciones las comunidades homosexuales y LGTB", dijo Carmen Lomellin, representante permanente de Estados Unidos ante la OEA.

En ese sentido, el representante de Uruguay, Milton Romani, fue aplaudido y vitoreado cuando defendió "la igualdad de derechos para los homosexuales como en (su) país", dijo.

Además, en ese sentido, Romani hizo referencia a la reciente despenalización del aborto en Uruguay, en 2012.

"En mí país, al primer año de legalización del aborto, no aumentó el número de interrupciones del embarazo ni hubo muertes por aborto", dijo inyectando energía al debate.

Fuera del recinto, activistas pro derechos homosexuales defendían el matrimonio, acciones contra agresiones por orientación sexual y la discriminación en el mercado laboral, pero también decenas de jóvenes alzaban la voz contra la causa homosexual y el aborto.

"Si quieren legalizar el aborto o aceptar el casamiento entre homosexuales no quiere decir que no estemos cometiendo pecado. No es legal para Dios", dijo a la AFP Ricardo Centurión, un estudiante de 16 años.

- Venezuela en el umbral de los debates -
Venezuela es otro tema que podría colarse en las discusiones de la Asamblea.

Sobre el diálogo entre la oposición y el gobierno de Nicolás Maduro para intentar acabar con una crisis con más de tres meses de protestas que dejaron 42 muertos, cientos de heridos y detenidos, Insulza expresó su apoyo a las gestiones de la Unión de países Suramericanos (Unasur).

"Para llegar a una solución, tanto el gobierno como la oposición tienen que ceder en algo sus posiciones y mostrarse flexibles", apuntó.

Es posible que los cancilleres del Mercosur aprovechen esta cita en Asunción, que culmina el 5 de junio, para fijar una fecha para una cumbre de presidentes.