Última Hora

Detrás de ese emocionante mundo de la tecnología que sus hijos tanto disfrutan, hay algo que ustedes deben conocer y ponerle mucho cuidado.

Se trata del ciberacoso, una práctica de insultos constantes en redes sociales, intimidaciones por correo electrónico y amenazas anónimas mediante mensajes de celular.

“El ciberaocoso conlleva otro tipo de secuelas y consecuencias, el uso de los medios telemáticos para ejercer el acoso psicológico entre iguales”, explicó la psicóloga Eugenia Chacón.

Puede ser un problema difícil de resolver por que la mayoría de las veces los agresores disfrutan de un anonimato total, además al ser la web un espacio libre es difícil de regular y castigar.

Se ve afectada la autoestima de la persona, su seguridad y confianza; y hay adolescentes que llegan  a hacerse daño a sí mismos.

Si tiene sospechas de que su hijo está siendo víctima del ciberaocoso, se recomienda recopilar todas las pruebas, conversar directamente con él, visitar el centro educativo y averiguar sobre políticas institucionales sobre acoso.