Última Hora

Llega la época lluviosa y es típico que sus hijos se enfermen de gripe y fiebre.

Comúnmente los padres tienden a controlar la temperatura de diferentes formas, pero deben tener muchísimo cuidado, porque podrían estar haciendo cosas que ponen en peligro la salud de sus hijos.

Además, las visitas al médico en esta época en la que se avecinan los aguaceros son frecuentes, pues comienzan las temidas gripes.

Según el pediatra Walter Piedra, los padres temen a las altas temperaturas porque muchos niños convulsionan, pero esto sólo ocurre en casos de fiebres muy altas. Agrega que no forzar a que esta baje tiene sus ventajas.

Piedra asegura que la fiebre debe verse como un amigo, ya que es un mecanismo de defensa del organismo.

Otro error frecuente es asumir que el niño tiene infección y suministrarle un antibiótico sin recomendación médica.

Si usted desea comunicarse con el pediatra, puede llamar al 2291-0505.