Última Hora

Reducir los niveles de pobreza en el país, es posible. Eso es lo que concluye un estudio hecho por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para Costa Rica.

Según los investigadores, con la generación de más empleo y el pago de salarios mínimos, se podría reducir la pobreza en un 8,5%.

De esa manera, solo el 12% de la población estaría en esta categoría y no el 20%, como sucede hasta hoy.

En el caso del salario mínimo, el 67,9% de la población en condición de pobreza no lo recibe. Y el caso de la pobreza extrema, el porcentaje es de 87,3%.

También se mencionó que 50 mil niños están fuera de las aulas; 56 mil hogares en el país no tienen agua potable, y 24 mil familias viven sin las condiciones mínimas de saneamiento.

La generación de empleo sería vital para reducir brechas, pues el 72,2% de los pobres tiene empleos informales.

El 13,3% se dedica al servicio doméstico, el 11,2% está empleado en empresa privada y el 0,3% en el sector público.

Los programas sociales evitan que la crisis económica empeore. Asimismo, las trasferencias de dinero en programas como pensiones no contributivas, ayudas del IMAS y becas de Avancemos y de Fonabe, bajan la pobreza en un 2,9%.