Última Hora

Dos menores de edad, son las víctimas de un doble homicidio ocurrido el sábado en la noche en San Sebastián.

Ese día, a eso de las 8 de la noche, las autoridades encontraron los cuerpos de dos jóvenes mujeres asesinadas a la orilla de la calle. Hasta ese momento no sabían quiénes eran ni qué ocurrió.

Pero este lunes el panorama parece despejarse y gracias a dos tatuajes, una familia en Pavas se entera que perdió a dos de sus miembros.

Tía y sobrina, son las víctimas: Alison Barboza Alvarado, quien recién cumplió 16 años el miércoles pasado, y Rachel Paola Campos Molina, de 15 años.

Ambas eran vecinas de Lomas del Río, en Pavas. Siempre andaban juntas y la última vez que las vieron no fue la excepción. 

El viernes a eso de las 8 de la noche salieron en un taxi informal con rumbo desconocido. De ellas no se supo nada hasta el mismo sábado en la mañana cuando Alison, la mayor, llamó a su mamá por teléfono.

Después de ello perdieron su rastro hasta el domingo, cuando se enteraron por medio de las noticias que mostraban los tatuajes de una de ellas.

Para el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) todo es un misterio, lo único que tienen claro es que ellas fueron asesinadas en el lugar donde las encontraron, ya que los vecinos confirman haber escuchado muchos disparos.

Los cuerpos fueron encontrados en San Sebastián donde la Policía halló a las dos muchachas fallecidas con bolsas en la cabeza y boca abajo.

La versión oficial indica que ambas presentaban impactos de bala en la cabeza.