Última Hora

Existen niños a los que les cuesta pronunciar correctamente las palabras e incluso alimentarse cuando son bebés.

Muchos sufren esto porque nacieron con "una telita debajo de la lengua", mejor conocida, como "frenillo lingual".

“Es una pequeña cirugía indolora para el niño y además muy beneficiosa, pues luego de ella pueden notarse mucho los cambios”, explicó la odontopediatra Raquel Goldstein.

La especialista asegura que entre más temprano se detecte esta condición, mayores serán las posibilidades de que el pequeño corrija su dificultad en el lenguaje.

Si desea obtener mayor información, puede llamar al 2278-6410.