Última Hora

La música entra al oído interno en forma de vibración, y de ahí hace una conducción eléctrica en el área del cerebro que necesitamos estimular.

Esa es la base de los Sistemas Integrados de Escucha, una terapia que utiliza la música para trabajar con niños.

“Al niño se colocan unos audífonos que le estimulan los huesos del cráneo a través de la música”, expresó la terapeuta Maureen Solís.

El niño se coloca los audífonos, se conecta el sistema que se esté utilizando y se acompaña de juegos. La sesión se divide en cuatro piezas de 15 minutos.

Los Sistemas Integrados de Escucha ayudan en el tratamiento y terapia de muchas condiciones, tales como problemas de atención, aprendizaje, lectura, problemas sensoriales, entre otros.

Una alteración en la integración sensorial, que es el proceso neurológico que organiza la sensación del propio cuerpo y el medio ambiente, puede ocasionar ansiedad, problemas académicos y en la regulación emocional y las habilidades sociales.

Al atacar varios sistemas simultáneamente se obtienen mucho mejores resultados.