Última Hora

Lo aseguran propios y extraños: la comunicación entre Laura Chinchilla y la población parece tener serios problemas de interferencia... El gobierno le apuesta a una estrategia más agresiva.