Última Hora

Redacción

 


El presidente de la Federación de Fútbol Costarricense (Fedefutbol), Eduardo Le, señaló que existe un posible castigo para Costa Rica, por parte de la FIFA, si no se tenían las obras del mundial listas para el próximo mes de diciembre.


El jerarca de la Fedefutbol señaló que el país se vería afectado con una sanción de hasta 10 años de quedar fuera de toda competencia futbolística avalada por el máximo ente futbolístico, FIFA.


A pesar de esas declaraciones por parte de Le, el Gobierno afirmó que la FIFA nunca les mencionó nada de un castigo, según explicó Carlos Ricardo Benavides, ministro de la presidencia, en ninguna de las reuniones ejecutadas con la autoridad del fútbol se conversó sobre alguna posible amonestación para Costa Rica si no logra tener lista las infraestructuras para diciembre.


Ahora el gobierno, Federación y Comité Organizador trabajarán en conjunto para avanzar con las obras que exige la FIFA, ya que en abril será la primera inspección, por parte de las autoridades, en las cuatro sedes escojidas, el Estadio Ricardo Saprissa, Estadio Nacional, el Edgardo Baltodano y el Alejandro Morera Soto, que sustituirá al de Jacó.


William Corrales, ministro del deporte, señala que el Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (ICODER) es el ente encargado de girar el dinero para comenzar con las obras, por lo que según Corrales, el dinero debería estar listo en setiembre, con el fin de tener tiempo para ejecutar la remodelaciones en los diferentes estadios.


Las cuatro sedes fueron escogidas por la Fedefutbol, y tendrán una inversión de 10 millones de colones. El Mundial Femenino Sub-17 se realizará en nuestro país en el 2014.